LifeStyle

Las cinco cosas que tenés que evitar a la hora de conservar alimentos frescos

Mezclar frutas y verduras, guardar alimentos que no van en la heladera y utilizar mal sus estantes y espacios de guardado, están entre los errores más frecuentes que cometemos. En MONKEY RADIO te dejamos 5 consejos para mejorar su uso.

1- Los tomates en la heladera

El 99 por ciento de los consumidores guarda los tomates en la heladera cuando, en realidad, deben conservarse en un lugar fresco, seco y sin que les de la luz. De hecho, pierden todo su sabor en la heladera y justamente es por eso que en las verdulerías porteñas es casi imposible encontrar tomates gustosos ya que en su gran mayoría provienen de cámaras.

Es que el frío hace que se frene el proceso de maduración, que es lo que los hace tan sabrosos, y altera su textura.

2- Mal uso de la temperatura y de los espacios de guardado

Muchas veces ocurre que el electrodoméstico no está calibrado a la temperatura ideal, que para las heladeras lo ideal es a 4ºC o 5°C y a -18º para el freezer.

Otro error muy común es llenarla demasiado o guardar comida caliente y no hacer uso del cajón especial para fruta y verdura, compartimento que mantiene la temperatura ideal para eso alimentos y hasta regulando la humedad interior.

En el centro de la heladera, donde la temperatura está entre los cuatro y los cinco grados, irán los lácteos, los huevos y los embutidos, así como aquellos productos, adecuadamente cubiertos o envasados, que exigen que se conserven en frío una vez abiertos. Carnes y pescado deben de ponerse en el último estante, la parte más fría.

En esta línea, hay que usar la zona superior, la menos fría, a los alimentos ya cocinados, que se podrán introducir una vez enfriados y nunca junto a los crudos.

3- Todas las frutas y verduras, juntas y amontonadas

Esto es un grave error ya que cada una tiene su tiempo de maduración, y el peso que ejercen unas sobre otras sin que haya suficiente espacio entre ellas para que pueda circular el aire y se logre la humedad apropiada, atenta contra su conservación y salubridad.

Para evitar esto, hay que separarlas y si hay alguna pieza más madura, entonces, hay que evitar ponerla con las otras. .

4- Guardar frutas y verduras en la bolsa

Lleva apenas unos minutos que nos ahorran dolores de cabeza y plata. Apenas llegamos de la verdulería o el súper, hay que sacar los productos de de la bolsas y bandejas de plástico. Es que si las dejamos adentro, se puede acumular humedad, que termina afectando la conservación.

Si bien, hay quienes aseguran que hay que lavar las frutas y verduras antes de guardarlas en la heladera, lo mejor es no hacerlo ya que la humedad podría favorecer el aumento de patógenos.

5- Lavar los huevos y usar el cuchillo del pollo crudo para otros alimentos

Los huevos se deben guardar en la heladera y nunca hay que lavarlos, porque podrían perder la capa protectora externa y contaminarse por dentro.

A su vez, el pollo crudo contiene microorganismos bajo la piel que pueden provocar infecciones causadas por el campylobacter, una de las bacterias que origina gastroenteritis. Por eso, si se usa sin lavar el mismo cuchillo o tabla para cortar diferentes alimentos, puede haber contaminación, advierten los especialistas.

Etiquetas

MOnkey Radio

Somos un equipo de colaboradores que escribimos sobre los que nos da la gana. ¿Tenes ganas de hacer radio? ...Sumate a nuestra grilla!

Artículos relacionados

Close

Adblock detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios