Música

Gustavo Santaolalla recorrió su carrera en el Colón

El músico y compositor volvió a presentarse como solista en Buenos Aires. Tocó canciones de Arco Iris, sus composiciones para películas y un tema inédito

De Arco Iris a su trabajo en el cine; Santaolalla repasó su carrera en el Colón.

Fue algo así como el regreso del hijo pródigo. Gustavo Santaolalla no sólo ofrecía su primer concierto como solista en décadas en Buenos Aires, sino que lo hacía en el máximo escenario de la ciudad, el Teatro Colón, como parte del ciclo LN Cultura. Desandando el Camino fue el acertado título que él eligió para este recital de dos horas y media en el que realizó una cuidada retrospectiva de su carrera, con la notable intención de no dejar afuera prácticamente ninguna de sus etapas. Si bien los diferentes aspectos de su trabajo son en algunos casos radicalmente distintos en el plano estilístico, estuvieron unificados por la constante de su talento como músico, compositor y arreglador, y el grupo que conformó para presentar esta renovada visión sobre su propia obra.

En el repertorio, estuvieron representados sus trabajos con Arco Iris, grupo pionero en la incorporación del folclore y la música latinoamericana al rock, con la banda Soluna, sus discos como solista – de canciones y también los instrumentales-, sus composiciones para bandas de sonido, con Bajofondo, y hasta un tema inédito. Santaolalla se puso al frente de un sexteto exquisito. Javier Casalla, Barbarita Palacios, Nicolás Rainone, Andrés Beeuwsaert y Pablo González desplegaron una estupenda variedad de instrumentación que incluyó lo acústico y lo eléctrico, con instrumentos inusuales como el vibráfono, el armonio y las campanas tubulares, además de elaboradas armonías vocales.

El concierto tuvo una primera parte dedicada a la música de Arco Iris, algunas de cuyas canciones nunca habían sido interpretadas en vivo, que sorprendió por la ambición y actualidad de esos temas compuestos por un jovencísimo Gustavo que aún no había cumplido los 20 años. La segunda parte fue más ecléctica, con algunos picos realmente extraordinarios, como la extensa “Paraíso Sideral” (de la obra conceptual Agitor Lucens V, de Arco Iris) y una suite que enlazaba varias piezas de la música de Secreto en la montaña, el film que le valiera el primero de sus dos premios Oscar.

Santaolalla, cuya voz puede pasar del registro más dulce hasta el desgarramiento rockero, utilizó con inteligencia la estupenda acústica del Colón, al punto que, como primer bis, salió solo y sin amplificación para entonar acompañado por una caja chayera la vidala “No sé que tienen las penas”, incluida en De Ushuaia a La Quiaca, el histórico trabajo que produjera para León Gieco.

Fue una noche pródiga en emociones, pero el cantante no dejó que este elemento se interpusiera en la impecable musicalidad – que por momentos adquiría un carácter camarístico – de la presentación. Para evitar la solemnidad que puede acompañar un acontecimiento de este tipo, acudió también al humor, como cuando en ocasión de pedir al público – que agotó las localidades del Teatro – que lo acompañara en su clásico “Mañana Campestre”, expresó, “ahora pueden decirle a todos que cantaron en el Colón”.

Fuente de la Noticia

Etiquetas

MOnkey Radio

Somos un equipo de colaboradores que escribimos sobre los que nos da la gana. ¿Tenes ganas de hacer radio? ...Sumate a nuestra grilla!

Artículos relacionados

Close

Adblock detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios