Música

El triunfo de la legión argentina

[ad_1]

Este viernes a las 2 de la mañana, cuando finalizó la 17º entrega anual del premio Grammy Latino en Las Vegas, siete gramófonos dorados salieron del alucinante T-Mobile Arena con rumbo directo a la Argentina. No casualmente la banda del rock local con mayor respiración latina y caribeña, Los Fabulosos Cadillacs (LFC) ganaron un Grammy al Mejor Album de Rock por el conceptual La salvación de Solo y Juan y otro a Mejor Canción de Rock por La tormenta. Y también Illya Kuryaki and the Valderramas obtuvieron dos Grammy: al Mejor Video Musical Versión corta, por Gallo negro, y el premio al Mejor Disco de Música Alternativa por La humanidad o nosotros (L.H.O.N.) Y si quedó claro que el rock argentino gravita bien en la industria latina del siglo XXI por su historia, su brillo y su futuro, los demás premiados asentaron el triunfo del color local en los Grammy Latino 2016: Rafael Arcaute ganó como Productor del Año, en Mejor Álbum de Tango le tocó a Nicolás Ledesma y su Orquesta por Cuando llora la Milonga, y en el rubro Mejor Composición Clásica Contemporánea la triunfadora fue la también pianista Claudia Montero, por su Cuarteto para Buenos Aires, del disco Irremediablemente Buenos Aires.

Lo dicho: en los Grammy Latino de este año se impusieron el rock latino veterano de Los Fabulosos Cadillacs, que hoy suenan más progresivos pero siempre fueron -y más para la gran industria lejos del sur- un puente al color salsero y cumbiero que tiñó a un segmento del rock de Argentina. En otra línea, se reconoció al soul-rock-funk electrizante de IKV, como al buen ojo sonoro del productor y tecladista Rafael Arcaute (por su labor para IKV, Diego Torres, Los Huayra, Aterciopelados y De La Rivera). Y en tango, el Grammy Latino a Nicolás Ledesma puede verse como un doble premio en tiempos de vanguardias post-piazzollianas: al linaje de la orquesta típica y al de Horacio Salgán. Y Claudia Montero prestigia con su Grammy (también lo ganó en 2014) la labor pianística y compositiva académica rumbo al futuro.

Así, la música argentina en los Grammy Latino 2016 no será recordada sólo por la versión de Olvídame y pega la vuelta, de Pimpinela, que embellecieron Marc Anthony y su ex Jennifer López durante la ceremonia en Las Vegas. Desde las primeras filas, Emmanuel Horvilleur y Dante Spinetta (más Rafael Arcaute) disfrutaban la entrega, y sus dos premios, como principiantes. Spinetta le dijo a Clarín: “Teníamos muchas ganas de ganar. Siempre es algo que uno no da por sentado, porque muchas veces no gana realmente el mejor álbum: gana el que vendió más o el más popular. Todos los nominados a Mejor Disco de Música Alternativa están muy fuertes y todos teníamos posibilidades. Estamos felices de que nos hayan votado. El Latin Grammy te ayuda a tu carrera, más en Estados Unidos: para 2017, estamos armando una gira muy grosa. Es un reconocimiento de la industria, pero el reconocimiento diario de la gente también es increíble”.

Dante Spinetta también miraba con atención al rubro Mejor Álbum de Rock, en el que ganaron Los Fabulosos Cadillacs. También estaban nominados, junto a Andrea Álvarez, Marilina Bertoldi, Massacre y el disco póstumo Los Amigo, de Luis Alberto Spinetta. “Obviamente, mi padre se merecía no sólo el Grammy sino el reconocimiento a su carrera. El Grammy tiene que ver con la industria pero hay cosas que pasan por otro lado”, analiza. Frente a las críticas reiteradas por la calidad oscilante del rock argentino, ¿se reposiciona en el mundo con sus dos Grammy y los dos a los Fabulosos Cadillacs? “El rock argentino siempre está firme: por eso hubo tantos nominados. Puede tener momentos más inspirados que otros, pero esto va más allá del rock La música argentina está súper viva y hay un montón de cosas que van a generar ruido. Y de a poco se nos va reconociendo en la misma industria de los latinos en Estados Unidos. Después de Spinetta, Charly García, Fito Páez y Cerati, el rock argentino va a estar bien parado siempre”.

Emmanuel Horvilleur sintoniza con Dante: “Nuestro disco L.H.O.N. fue una verdadera apuesta. También nos emocionó ganar con el video de Gallo Negro, que dirigió Hernán Corera. Estas premiaciones hablan de que tenemos una tradición de mucha calidad: el peso de nuestro rock es innegable. Eso mismo nos decían en Las Vegas”. Y bromea un poco mientras las imágenes y sonidos del reggaetón y de toda Centroamérica aún vibra en su memoria emotiva: “Cuando Marc Anthony y Jennifer López cantaron el tema de Pimpinela fue increíble. ¡Fue un temón! ¿Cómo se percibió desde el otro lado de la pantalla?”.

Al día siguiente, temprano en su hotel en Las Vegas, ya celebraba Flavio Cianciarulo -de LFC-, quien compuso La tormenta, el tema de rock premiado: “Realmente no teníamos la mínima idea de que fuéramos a ganar. Es más, yo preguntaba: ‘¿che, saben algo?’. Ya las nominaciones eran un premio: acá nadie compite con nadie. Para LFC es un halago haber ganado con La salvación de Solo y Juan, que es un disco entre comillas complicado para la época: es una ópera rock con una trama argumental. Estamos agradecidísimos y honrados. Lo que importa es la buena vibra que tenemos en nuestra familia Cadillac: la felicidad y el gozo de estar juntos. Encima, haber estado allá con mi hijo Astor, que la fucking rockea en la batería, igual que Florián -el hijo de Vicentico- en la guitarra, no tiene palabras”.

Flavio Cianciarulo cree que el que hayan sido nominados en los rubros de rock una mayoría de argentinos es “sólo una casualidad. Es una hermosa y bellísima casualidad. Yo tengo la bandera argentina bien al frente, pero decir que ‘copamos la parada de los Grammy Latino’ sería hasta egoísta. El año pasado habrán estado de Guatemala u otro país y habrán dicho lo mismo. Es una hermosa casualidad. Sin duda le hace muy bien a nuestra música, pero las músicas verdaderas caminan solas. Los argentinos aportamos un color musical a este bendito continente latinoamericano pleno de sinsabores y de matices”.

¿Son representativos los Grammy Latino? Flavio se queda pensando: “Como músico, yo tengo una crítica constructiva. Los Grammy Latino son los premios de la industria, en la que hoy domina el reggaetón, la bachata y todo eso, nos guste o no. Sí pienso que al evento de los Grammy Latino le falta poner o intercalar grandes artistas latinoamericanos que no gozan del mainstream y que son increíblemente talentosos. Hasta étnicos o folclóricos. Eso lo enaltecería y volvería a los Grammy en algo sofisticado. Lo otro está bien que exista, pero si equipararan un poco más, digamos en un 80 y un 20 por ciento, serían más representativos”.

Cuando en la ceremonia tocaban Matador, Flavio revoleó por el aire y luego estrelló su bajo negro contra el suelo: un leve gesto punk en medio de los premios del mercado de la música. “Fue un acting premeditado y un homenaje, y primero lo consulté con mis compañeros. ¡Art and destroy! Como en los premios está todo estructurado y prefijado, y nada se puede salir de cauce, yo avisé en el ensayo general dos días antes, pero unos tipos de oficina que eran los filtros se opusieron a que rompiera el bajo en vivo. Entonces me dije: ‘¿lo rompo igual?’. Al final, el director de cámaras y el querido productor Afo Verde me terminaron dando el permiso formal y dijeron: ‘¡por favor, hacelo!’. Me puse contento como un chico: me gustó que se coparan. Y en la transmisión, cuando terminamos Matador rompí mi bajo con devoción y amor a todo lo que representa el rock and roll. Como Jimi Hendrix o The Who, salvando las distancias. Si no me hubieran dejado, por ahí lo hacía igual. ¡Quién sabe! A quien no le gustó lo que hice, con respeto y humildad le puedo decir que está equivocado. Quien ve la vida de un punto de vista artístico lo va a entender”.

Piano de tango y piano clásico Seguro lo habrá visto horas más tarde Nicolás Ledesma, premiado en el rubro Mejor Álbum de Tango -con su orquesta- por el disco Cuando llora la Milonga. “No estuve presente en la entrega de los Grammy porque tenía un compromiso con el Festival Haciendo Caminos, de AADI, en Rosario. Me enteré que había ganado por un mensaje de un compañero de la orquesta, que lo estaba viendo en la Web. Nunca pensé que lo iba a ganar. Lo primero que sentí fue sorpresa. Para mí, la nominación ya era un reconocimiento, teniendo en cuenta la calidad de los compañeros de terna”, dice.

Y detalla: “Al Grammy lo recibo de dos maneras. Una es por el reconocimiento a mi trabajo, y otra por el cariño que he recibido y recibo siempre de mis colegas. Este es el motor que me hace seguir creyendo y, a partir de ahí, proyectar todo lo que vendrá. Yo me defino como un hombre de tango en sus diversas formas. Si el premio me diera la posibilidad de pedir un deseo, sería poder recorrer todo el país con esta orquesta”.

Ya de regreso a Barcelona, donde reside hace años, la pianista Claudia Montero, quien ganó en el rubro Mejor Composición Clásica Contemporánea por su Cuarteto para Buenos Aires, también revela sus emociones alrededor del Grammy: el segundo que gana desde 2014. El piano argentino académico también pudo tener, al fin, su espacio. “En lo personal es un momento de mucha intensidad emocional. Para llegar a este punto pasaron muchos meses de trabajo y espera. Al llegar, se siente la plenitud del trabajo bien hecho. Estoy festejando desde que supe que estaba nominada, pero ahora, ¡más y más festejos!”.

En eso sonríe: “Tenía mucha fe en mi propuesta, pero siempre el respeto a los colegas es fundamental. Todos los que llegamos a ese punto sabemos que cualquiera de los cinco nominados puede llevarlo, pero en el fondo tenía la intuición que podía ser mío. Estaba tranquila… pero cuando dijeron mi nombre que me emocioné mucho. Esta obra, Cuarteto para Buenos Aires, fue interpretada muchísimas veces y es la que más derechos me genera”, cuenta. “Es mi profundo vínculo con la ciudad en la que nací: la añoro permanentemente y lo haré siempre a través de mi música”.

De ahí el deseo final de Claudia Montero: “Espero que el Premio Grammy Latino me dé un poco de lugar en las programaciones de las orquestas de mi país. Porque en el resto de mundo tengo bastante espacio, y ¡una siempre quiere estar en casa!”.

[ad_2]

Fuente de la Noticia

MOnkey Radio

Somos un equipo de colaboradores que escribimos sobre los que nos da la gana. ¿Tenes ganas de hacer radio? ...Sumate a nuestra grilla!

Artículos relacionados

Close

Adblock detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios